Boletín 005/2018. Tribunal Electoral resuelve el primer juicio laboral electoral del presente año

TRIBUNAL ELECTORAL RESUELVE EL PRIMER JUICIO LABORAL ELECTORAL DEL PRESENTE AÑO

– Quedó colmada la prestación de la parte actora, que solicitó el pago correspondiente a la terminación de su encargo como funcionaria del Instituto Electoral del Estado de Querétaro.

– También se resolvió el juicio local de los derechos político-electorales TEEQ-JLD-5/2018.


El Pleno del Tribunal Electoral del Estado de Querétaro, en Sesión Pública, resolvió un juicio para dirimir los conflictos o diferencias laborales entre el Instituto Electoral local y su funcionariado, así como un juicio local de los derechos político-electorales, identificados con las claves TEEQ-JLE-1/2018 y TEEQ-JLD-5/2018, respectivamente.

Referente al juicio TEEQ-JLE-1/2018, la actora manifestó que la parte demandada omitió dar contestación en tiempo y forma a su solicitud de pago con motivo de la terminación de su encargo como Contralora General del Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ). Igualmente, se quejó de una supuesta afectación en sus derechos y prestaciones laborales, debido a que no se le otorgó el pago que le corresponde por concepto de terminación de su encargo como funcionaria en el IEEQ.

En ese contexto, la parte demandada señaló que sí dio respuesta a la parte actora y puso a su disposición un cheque por la cantidad que le correspondía por concepto de conclusión del encargo como Contralora General. Por lo tanto, al haber quedado colmada la prestación que reclamó la actora en su demanda, el Tribunal Electoral declaró el asunto como concluido.

Por otro lado, respecto al expediente TEEQ-JLD-5/2018, el actor controvirtió la omisión de la Comisión Nacional Jurisdiccional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de resolver el incidente de recusación promovido en su contra. En ese sentido, el actor aludió que se encontraba imposibilitado para desempeñarse en su calidad de Comisionado y en estado de indefensión para ejercer su facultad de resolver las quejas recaídas en su ponencia, agravio que el Tribunal Electoral estimó como fundado, ya que advirtió que la Comisión Nacional Jurisdiccional no había resuelto el asunto de forma “inmediata” al percatarse de que, de la fecha en la que se promovió el incidente, al día en el cual el órgano partidista responsable señaló que no se había resuelto el asunto, transcurrieron 76 días naturales.

Así, el Pleno del Tribunal Electoral resolvió declarar como injustificada la omisión de la Comisión Nacional Jurisdiccional del PRD de resolver el incidente de la recusación referido por el actor y ordenó al órgano partidista responsable resolver el asunto en un plazo de 5 días naturales.